WEST HIGHLAND TERRIER (WESTY)

S/2,700.00

Tamaño: Mediano

¡Necesito asesoría!
SKU: N/D Categoría:

Descripción

El perro west highland white terrier, también llamado westy, es un perro de tamaño pequeño, pero muy compacto y de estructura fuerte. La espalda es ancha y el pecho bastante profundo. Aunque las patas son cortas, son poderosas y ágiles.

La cabeza de los perros de raza west highland white terrier es mediana, pero da impresión de mayor tamaño debido al abundante pelo que la cubre. Tienen el hocico algo alargado, con una graciosa trufa negra. Los dientes del westy son sorprendentemente grandes y poderosos en relación al tamaño de su cuerpo. Tiene también unos ojos muy expresivos, de mirada inteligente y graciosa; son oscuros y de tamaño medio. Las orejas son medianas, triangulares y acabadas en punta, siempre erguidas.

Su cuerpo termina en una cola muy característica de esta raza; es de longitud media y se va estrechando hacia la punta, cubierta de un pelo tupido y áspero.

Todo el pelaje del perro west highland white terrier es enteramente blanco, es el único color permitido en esta raza.

Origen de la Raza

El west highland white terrier es un perro propio de las tierras altas del oeste de Escocia. Al principio de su existencia, no se diferenciaba de otras razas como el Scottish terrierel Dandie Dinmont y el cairn, pero posteriormente empezaron a criarse estas razas por separado.

Originalmente, estos perros se usaban para la caza de animales pequeños, como tejones o zorros. Existe una leyenda que da el motivo por el cual el perro west highland white terrier es de color blanco puro: un coronel llamado Edward Donald Malcolm era criador canino y tenía uno de los perros que mencionamos, que al no ser razas puras eran de diferentes colores. Este perro era rojo y en un día de caza lo mataron de un disparo, confundido con un zorro. El coronel, desolado, decidió entonces empezar a criar sólo perros blancos, para asegurarse de que eran completamente visibles y fáciles de distinguir. Si esta leyenda es cierta, este podría ser el origen de la raza west highland white terrier.

A principios del siglo XX, un ejemplar de west highland white terrier fue presentado por primera vez a un concurso canino. Desde entonces, es un perro que goza de gran popularidad alrededor de todo el mundo, tanto en el mundo de perro de exposición como mascota favorita de muchos.

Cuidados

Gracias a su pequeño tamaño, los perros de raza jack russell terrier pueden adaptarse a vivir en todo tipo de hogares, siempre y cuando se le den sus sesiones de ejercicio diario: salir tres o cuatro veces al día a pasear, correr, socializar… y además ratos de juego activo que le permitan quemar toda su energía. Esto último también puede practicarse dentro de casa. Ten a mano siempre juguetes para él, así podrá jugar con ellos y morderlos para liberar tensiones. Recomendamos que seas constante a la hora de sacarlo a pasear; hazlo siempre a las mismas horas y sométele a una intensidad de ejercicio similar cada día.

Por otro lado, el proceso de socialización del perro russell terrier es muy importante iniciarlo desde cachorro, desde el primer momento que pueda pisar la calle (siempre después de haber recibido sus primeras vacunas y desparasitaciones; los perros nunca deben salir a la calle antes de ese momento). Sólo de esta forma conseguiremos que el perro desarrolle buena capacidad de relacionarse con otras personas, perros y mascotas.